MEM Y COOKIE: LA COCINA COLONIAL EN MALASIA Y SINGAPUR

Cecilia Leong-Salobir

Resumen


Este trabajo examina el surgimiento de una cocina colonial distintiva en las colonias británicas de Malasia y Singapur desde finales del siglo xix. La cocina colonial evolucionó con el tiempo y fue una combinación de prácticas culinarias derivadas de costumbres alimentarias europeas y asiáticas, muchas de las cuales llegaron de la India colonial. Al igual que en India, esta aculturación se desarrolló debido a la dependencia de los colonizadores de sus sirvientes domésticos para la preparación de la comida. Aunque los sirvientes domésticos (como los cocineros, localmente conocidos como cookie) eran generalmente representados en las narrativas coloniales como sucios, deshonestos y faltos de inteligencia, fueron ellos los responsables de la preparación de los alimentos para la familia. El papel de los cocineros asiáticos en el hogar colonial fue más crucial de lo que deja ver la imagen negativa transmitida por los colonizadores británicos y otros historiadores. Aunque la mem (abreviación de memsahib, que significa señora de la casa) se reservó el rol de supervisar el manejo de la casa, fue la contribución física de los sirvientes domésticos lo que la posibilitó para cumplir esa función. El gran número de sirvientes empleados le permitió a la mem administrar sin problemas el hogar colonial como el dominio privado y, a la vez, como el lugar oficial para las tareas del imperio. La mem, como señora de la casa, decidió sobre los rituales y las tareas que definieron el espacio colonial como el hogar y como el bastión del imperialismo blanco. En contraste, fue el conocimiento local de los cocineros lo que procuró los alimentos. La mayoría de las cocinas estuvieron diseñadas de acuerdo con los requerimientos de los sirvientes, y los cocineros se encargaron de toda la preparación y cocinaron usualmente platillos locales. El argumento es que si no fuera por la contribución de los sirvientes, las mems habrían tenido que trabajar más arduamente. En efecto, el quehacer de los sirvientes no sólo eximió a los blancos del trabajo, sino que además ayudó a modelar la cultura colonial, a pesar de los esfuerzos de los británicos por mantenerse socialmente distintos. La cocina colonial no se habría desarrollado con dichas características distintivas sin las habilidades y el conocimiento local de los cocineros asiáticos.

En este artículo se emplea una variedad de fuentes primarias para investigar las funciones y la representación de la mem y de los cocineros locales. Se utilizan libros de cocina y manuales domésticos de los siglos xix y xx, tanto de Gran Bretaña como de las colonias, para investigar la representación de la relación memsahib-sirviente. Estas publicaciones no sólo catalogaron a los sirvientes nativos como indignos, sino que además intentaron enseñar a los colonizadores cómo no comportarse de maneras que podrían ser vistas como inapropiadas. La imagen peyorativa de los sirvientes en el hogar colonial y el grado en el que los europeos dependían de su servicio fueron características de las contradicciones de la vida colonial. La evidencia de los libros de cocina y de las guías domésticas indica que la cocina colonial incluía platillos híbridos de curry, mulligatawny, kedgeree, trozos de pollo, pish pash y el inimitable almuerzo de tiffin. Los periódicos coloniales publicados en las colonias también han sido utilizados para analizar la vida social de los colonizadores, especialmente en las cenas formales, donde los cocineros locales preparaban banquetes en clubes coloniales. Los diarios y los documentales sobre reminiscencias fueron herramientas para articular la identidad de la buena esposa colonial y perpetuaron prejuicios raciales contra los sirvientes. Finalmente, también fueron analizadas para este trabajo las respuestas a cuestionarios enviados a los británicos que residían en las colonias.


Texto completo:

PDF XML


DOI: http://dx.doi.org/10.24201/eaa.v50i3.2042

Métricas de artículo

Vistas Resumen.
Número total de vistas al resumen de este artículo.
a description of the source 228
Esta revista








Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.

Comentarios sobre este artículo

Ver todos los comentarios


 

 

ESTUDIOS DE ASIA Y ÁFRICA, volumen 54, número 1 (168), enero-abril de 2019, es una publicación cuatrimestral electrónica editada por El Colegio de México, Carretera Picacho Ajusco 20, Ampliación Fuentes del Pedregal, Tlalpan, Ciudad de México, C.P. 14110, Tel. (55) 5449-3000, www.colmex.mx, reaa@colmex.mx. Editor responsable: Adrián Muñoz. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo 04-2015-092314123300-203; ISSN (impreso) 0185-0164; ISSN (electrónico) 2448-654X, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Centro de Estudios de Asia y África, fecha de la última modificación: 13 de abril de 2019. La revista no asume la responsabilidad por las opiniones expresadas en los textos firmados, que son responsabilidad, única y exclusiva, de los autores. Se autoriza cualquier reproducción parcial o total de los contenidos o imágenes de la publicación, incluido el almacenamiento electrónico, siempre y cuando sea sin fines de lucro o para usos estrictamente académicos, citando invariablemente la fuente sin alteración del contenido y dando los créditos autorales.

 
 Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional