Perfil de usuario

Maribeth Esterly

Breve currículum

Crear una empresa en nuestra casa está repleto de oportunidades, eminentemente por la posibilidad de que nos hace posible evitar la compra o alquiler de un sede, cosa que conlleva un tiempo precioso, cantidad de elementos a analizar y una notable inversión económica. Y como está el panorama empresarial, cualquier ocasión para el ahorro es bienvenida. Varias de las virtudes que tiene invertir en un una oficina en la casa, es que podemos adaptar el horario, sentirnos en un ambiente tranquilo, cerca de nuestra familia, no nos supondrá un gasto de dinero en idas y venidas ni en comidas en la calle. A consecuencia de esto, vamos a conseguir tiempo y en consecuencia, dinero, en absolutamente todos los sentidos. Un hecho que debes tener en cuenta para crear una actividad empresarial en nuestra propia casa es que has de tener clarísimas las ideas, esto se traduce en, seleccionar con seguridad la clase de actividad laboral que vas a empezar. La decisión final dependerá mucho de detalles como tu cualificación profesional, tus talentos particulares, tu público objetivo, la competencia existente, etcétera. No estaría mal, por servirnos de un ejemplo, ofrecer algún tipo de gestoría o dedicarte a dar algunos trabajos para particulares, elaboración, la venta o el alquiler de productos y/o servicios, escribir un weblog, una web o un sitio web, etc. Si debemos determinar una gran idea de emprendimiento en nuestra propia casa debes tener en consideración tus virtudes personales, tu cualificación, tu cualificación profesional, los productos o bien servicios más buscados y, si fuese posible, que no tengan muchos competidores, pero sí resulten necesarios. Una vez que hayas seleccionado el sector de empresa que vas a crear, el siguiente paso sería determinar ese espacio de trabajo y acomodarlo para tal efecto. Partiendo del tipo de negocio y del sitio que tengas disponible en casa, debes establecer el sitio en donde ejecutarás tu labor. Como idea, por ejemplo, puedes cambiar como oficina el dormitorio de invitados, acomodar alguna zona del salón, adecuar la terraza si la tienes techada, etc. La meta es dar con la opción más viable en función a la elección del tipo de negocio. Caso de que tu negocio sea virtual, como muy poco deberá contar con una mesa con espacio suficiente para poner nuestro portátil o bien dispositivo, una silla cómoda, alguna repisa o bien armario para archivadores y documentación, un teléfono, fijo o móvil, con número distinto al de la casa y al personal, acceso a internet, etcétera Para un mayor espacio y comodidad, evitaremos todos los componentes que no estén relacionados con el asunto. Si ya has resuelto trabajar desde casa y tienes a punto tu lugar de trabajo, lo siguiente será planificar las funciones y labores del propio negocio. Esto es, debes definir cuál será tu público objetivo, seleccionar el horario y de atención al usuario, fijar los precios de tus productos y/o servicios, diseñar o bien mandar a hacer el diseño tu página web, conseguir la licencia de funcionamiento, etcétera. Una vez hecho esto, ha llegado el turno de encontrar los primeros clientes. Para conseguirlos, estaría bien comenzar comentándolo con familiares, amigos y conocidos e invitarlos a que prueben tu producto o servicio, y, en caso de que tengan una experiencia satisfactoria, que lo comenten con sus propios contactos. Otra manera de promocionarte y de conseguir usuarios podría ser haciendo un reparto de tarjetas de visita o folletos, aparte de publicar anuncios en conocidos sitios webs para promocionarte a través de anuncios clasificados, redes sociales, blogs, revistas digitales, etcétera. Trabajar desde tu casa también tiene sus riesgos y desventajas, y es que puede llevarte a veces a perder ese sentido de profesionalidad que se presenta al ubicar tu trabajo en unas instalaciones acondicionadas y con su cartelería corporativa. Principalmente por este motivo, crear un trabajo en nuestro hogar consiste en respetarlo y sostenerlo en todo instante. Para esto, debes ofrecer un producto o bien servicio de calidad, mantener una relación agradable, cumplir con los horarios de atención al usuario, respetar los plazos de reparto de tu mercancía, atender al cliente con la indumentaria laboral, nada de pijama o de ropa de andar por casa, etcétera. Es conveniente y fundamental, pedir a nuestros familiares que respeten de la misma manera nuestro trabajo, pidiéndoles que eviten hacer ruidos cuando estén cerca de nuestro área de trabajo y que intenten no molestarnos en horario de trabajo, a menos, claro está, que se trate de algo urgente

IDEAS PARA ABRIR UN NEGOCIO