Perfil de usuario

Mcquiston Eyman

Breve currículum

Los alimentos sobrantes deben manipularse y guardarse con seguridad a fin de que no representen un riesgo para la inocuidad de los comestibles. Cuando haya cocinado los productos alimenticios y no vaya a comerlos de forma inmediata o si quedan restos tras servirlos, colóquelos en un plato limpio, cúbralos y refrigérelos en un plazo de 2 horas. Tire a la basura cualquier comestible de alto peligro que haya estado a temperatura entorno durante más de 2 horas. Al refrigerar comestibles, ponga la carne, las aves y los mariscos crudos en recipientes o bolsas de plástico selladas para evitar que su jugo gotee sobre otros comestibles. Los jugos crudos de manera frecuente contienen bacterias perjudiciales. Guarde los huevos en su caja original y refrigere cuanto antes. Preparar el almuerzo para llevarlo al trabajo es una alternativa económica y saludable, pero debes tomar ciertas cautelas para eludir posibles peligros alimentarios. Por servirnos de un ejemplo, si dejas el almuerzo fuera de la nevera del lugar de trabajo o a elevadas temperaturas, pueden llegar a medrar ciertas bacterias que pueden ocasionar una intoxicación alimentaria. Por esta razón, debemos hacer todo lo posible para mantener la comida a baja temperatura. Enjuague los vegetales y las frutas frescas. Rocíe los productos de piel firme, como pepinos y manzanas, bajo el agua del grifo. Enjuague todos los productos antes de pelarlos, ya que los microorganismos en la superficie pueden transferirse de forma fácil con un pelador o una hoja de cuchillo. Seque con una toalla de papel. Para reducir el peligro de plagas y animales, se debe asegurar un almacenaje seguro de los productos alimentarios, impidiendo la entrada de plagas en el área donde se guardan los comestibles. No se deben dejar platos sucios o restos de comida en las superficies de trabajo. Es esencial sostener la cocina limpia y no permitir la entrada de animales.

LAS MEJORES RECOMENDACIONES DE HIGIENE ALIMENTARIA