Perfil de usuario

Carl Adela

Breve currículum

Recuerde emplear platos y aparejos limpios para los productos alimenticios cocinados para evitar la contaminación cruzada. Dividir los alimentos en porciones más pequeñas y ponerlos en un plato poco profundo puede ayudar a que se enfríen más rápidamente. Cuando esté enfriando un pollo, un pavo o bien otra ave grande, quitar las patas le va a ayudar a enfriarse más velozmente. Es importante que el arroz cocido excedente se enfríe rápidamente y después se refrigere. Las sobras almacenadas en la nevera deben consumirse en un plazo de tres días. Asimismo en el ambiente familiar es esencial seguir los consejos sobre seguridad y también higiene alimentaria con el propósito de disminuir al mínimo las posibilidades de poner en riesgo nuestra salud y la de nuestras familias. Día tras día se producen casos de intoxicación alimentaria que podrían evitarse tomando unas sencillas médidas para asegurar la seguridad de los comestibles. Hay ciertas precauciones útiles para aquellos que vayan a realizar un viaje a otra área diferente a la de su vivienda frecuente, de esta forma se evitarán peligros relacionados con la seguridad alimenticia y se minimizarán los riesgos para la salud de estos viajantes. Es prioritario tomar agua envasada para evitar problemas digestivos que pueden ser severos. De forma especial en destinos exóticos, no deben tomarse bebidas con hielo ni consumirse ensaladas ni vegetales crudos. No adquirir productos alimenticios de vendedores itinerantes u otros puntos de venta de comestibles donde haya patentiza de mala higiene. Mondar todas las frutas y verduras crudas y eludir las frutas con la piel dañada. Evitar los mariscos crudos y los platos que contengan huevos, aves o carne crudos o poco cocinados. El consumo de bacterias peligrosas transmitidas por los alimentos por lo general causa enfermedad de uno a 3 días tras haber ingerido el alimento polucionado. Sin embargo, la enfermedad asimismo puede suceder dentro de los 20 minutos o hasta 6 semanas después. Si bien la mayor parte de las personas se recuperarán de una enfermedad transmitida por los productos alimenticios en un corto período, algunas personas pueden desarrollar problemas médicos crónicos, graves o aun potencialmente mortales. Las enfermedades transmitidas por los alimentos a veces se pueden confundir con otras enfermedades que tienen síntomas afines. Los síntomas de las enfermedades trasmitidas por los comestibles pueden incluir: vómitos, diarrea y dolor abdominal; síntomas afines a los de la gripe, como fiebre, dolor de cabeza y dolor anatómico. Si crees que tú o un miembro de tu familia tiene una enfermedad trasmitida por alimentos, dirígete a tu centro de atención médica de forma inmediata. Para reducir el peligro de plagas y animales, se debe asegurar un almacenamiento seguro de los comestibles, impidiendo la entrada de plagas en el área donde se guardan los alimentos. No se deben dejar platos sucios o restos de comida en las superficies de trabajo. Es esencial sostener la cocina limpia y no permitir la entrada de animales.

¿Trabajas como manipulador de alimentos? Aprende los fallos de seguridad alimenticia que tienes que evitar