Perfil de usuario

Lasonya Janita

Breve currículum

A modo de resumen hemos reunido algunas de las pautas de higiene alimentaria que son recomendadas para asegurar los niveles de calidad alimentaria y minimizar los peligros de intoxicaciones y posibles brotes de enfermedades alimentarias. Tanto en cocinas profesionales como en la manipulación de alimentos en el hogar, se deben acatar estos consejos que pueden ser vitales para la salud de las personas que vayan a comer estos alimentos. Jamás pongas productos alimenticios cocinados en un plato que previamente haya contenido carne, aves o mariscos crudos. Manten las carnes, aves, mariscos y sus jugos crudos alejados de alimentos listos para comer como frutas y verduras. Usa asimismo tablas para cortar separadas. Guarda las frutas y verduras perecederas en un frigorífico limpio. Marinar los alimentos en el frigorífico. No volver a utilizar las marinadas que se usan en productos alimenticios crudos a menos que las lleve a ebullición primero. Refrigerar o congelar de forma rápida las sobras y consumirlas cuanto antes, máximo en un periodo de 3-4 días. No cargues demasiado tu frigorífico. El aire frío debe fluir de forma libre para sostener la seguridad de los productos alimentarios. Elaborar los productos alimenticios en lotes pequeños para reducir al mínimo el tiempo de permanencia en la zona de temperatura peligrosa. Refrigere los ingredientes ya antes de prepararlos y devuélvalos al frigorífico si su trabajo se interrumpe o si necesita tomar un reposo. Use utensilios como pinzas para manipular los productos alimenticios en lugar de las manos desnudas. Asegúrese de que la limpieza y la desinfección se realicen con frecuencia. Las tablas para picar, los aparejos, las superficies y demás equipo deberán limpiarse y desinfectarse antes de su uso y cuando se cambie el género de alimento con el que se trabaja.

¿Eres manipuladora de alimentos? No cometas estos errores de higiene alimentaria